El radón provoca desidia en los políticos

Legislación

Cáncer y radónSi hay algo que caracteriza al gas radón es ser la segunda causa de cáncer de pulmón después del tabaco. Además de este efecto tan peligroso para la salud, otro de sus efectos es que provoca desidia en los políticos españoles. En sus manos está solucionar este grave problema de salud pública, pero se les ve poco motivados.

El radón es un elemento químico gaseoso de la familia de los gases nobles. Su símbolo es Rn y su masa media es 222. Es inodoro, incoloro e insípido. Además, es radiactivo, y esto lo hace muy especial. Tiene una alta solubilidad en agua y su estado gaseoso le proporciona una gran capacidad de desplazamiento en el terreno, pudiendo trasladarse varios cientos de metros en el subsuelo. Efectivamente, es extremadamente móvil: incluso puede atravesar una pared de cristal, hormigón o madera en más o menos tiempo, dependiendo del tipo de material. El radón emite partículas radioactivas alfa que al ser absorbidas, por ejemplo al inhalarlo en la respiración, producen la radiación interna.

El principal efecto establecido de la exposición al radón es el cáncer de pulmón. Según la Organización Mundial de la Salud, el radón es la segunda causa de cáncer de pulmón después del tabaco. Además, se sabe que en fumadores el riesgo de contraer cáncer de pulmón por exposición al radón es 25 veces superior al de un no fumador. Los datos de la OMS indican que, de media, entre el 3% y el 14% de todos los cánceres de pulmón se deben a la exposición al radón. Según esos datos, entre 1.500 y 2.000 personas mueren al año en España por cáncer de pulmón provocado por exposición al radón.

El peligro del radón en los hogares se descubrió de forma casual en 1985, porque uno de los ingenieros que trabajaban en una central nuclear del estado de Pensilvania, Stanley Watras, hacía saltar las alarmas de los arcos de control de radiación cuando entraba en las instalaciones. Puesto que lo normal hubiera sido que las alarmas saltaran en el caso de que alguna persona se hubiera contaminado dentro de la central, no parecía lógico lo que pasaba. Ingenieros y científicos de la central se desplazaron a la casa de Stanley y descubrieron que allí tenía altos niveles de gas radón.

IARC RadonLas autoridades de EEUU y la OMS se pusieron rápidamente a trabajar en el tema. Se realizaron más de 20.000 mediciones solo en el estado de Pensilvania. En 1988, solo tres años después, la Organización Mundial de la Salud declaraba al gas radón cancerígeno humano del Grupo 1. Ese mismo año, 1988, EEUU lanzaba una ley federal, la Ley de reducción de radón en interiores, con el objetivo de que en ninguna vivienda se registrase un nivel de radón superior al del exterior.

Países anglosajones como Reino Unido e Irlanda también comenzaron a trabajar en este tema. En 1990 la Comisión Europea publicó la primera recomendación a los países miembros de la UE. La Recomendación 90/143/EURATOM alertaba de los peligros y daba indicaciones básicas para limitar la exposición de la población en el interior de los edificios, que se establecieran normas técnicas de construcción para edificios nuevos que limitaran el nivel de radón en el interior a un máximo de 200 Bq/m3 y que se informara a todos aquellos que participaran en la construcción de viviendas.

Lamentablemente, esa recomendación de la UE en España no tuvo otro efecto aparte de desidia y desinterés. De hecho, no tuvo ningún reflejo en nuestro Congreso de los Diputados. Corría la IV Legislatura (1989-1993), teníamos de presidente a Felipe Gonzalez y curiosamente en la mesa del Congreso José Luis Rodríguez Zapatero. En ese periodo tuvimos Expo y Olimpiadas, pero del radón ni rastro.

En la V Legislatura (1993-1996), más de lo mismo. No hemos sido capaces de encontrar en la web del Congreso ni iniciativas, ni intervenciones, ni proyectos de ley… solo desidia. Mientras, en otros países, ya trabajaban en el desarrollo de normas para proteger a sus ciudadanos.

En mayo de 1996 el Consejo de la Unión Europea publicó la Directiva 96/29/Euratom por la que se establecían las normas básicas relativas a la protección sanitaria de los trabajadores y de la población frente a los riesgos de las radiaciones ionizantes. Curiosamente, esa Directiva incluía en su articulado una frase para la posteridad. En su artículo II dice: “La presente Directiva no se aplicará a la exposición al radón de las viviendas”. Como dicen ahora los jóvenes: “LOL”. Esta Directiva es el resultado de la desidia de los políticos, en este caso en el seno de la Unión, ante la perspectiva de tener que abordar un grave problema de salud pública que por ende supone un alto coste económico para los sistemas sanitarios.

En la VI legislatura (1996-2000) con José María Aznar de presidente algo cambió: entre las 32.721 preguntas al Gobierno con respuesta escrita, hubo una referida al gas radón. El 18 de febrero de 1999 la entonces diputada del grupo mixto Pilar Rahola planteó varias preguntas al Gobierno sobre el radón, https://bit.ly/2G4PTmA Curiosamente la formuló una diputada por Barcelona, que no es una ciudad con un problema especial de radón, y sin embargo no hubo pregunta alguna por parte de los diputados de Madrid, Ourense, Lugo, A Coruña, Pontevedra, Cáceres, Salamanca… en fin, diputados de provincias con muchos votantes expuestos al radón.

La respuesta del gobierno fue “bla, bla, bla, bla, hemos hecho esto, lo otro y lo de más allá, bla, bla, bla”: https://bit.ly/2Ia6knm

Tuvieron que pasar cinco años, todo el 1996, 1997, 1998, 1999, 2000, y por fin en 2001 la Directiva 96/29/ se traspuso a la legislación española en el Real Decreto 783/2001. Estábamos en la VII legislatura (2000-2004), nuevamente con José María Aznar de presidente. ¡Nuestros políticos necesitaron cinco años para trasponer una directiva!

El Real Decreto 783/2001 de 6 de julio debía proteger a los trabajadores expuestos a radiaciones ionizantes, entre las que se encuentran las del gas radón. En su redacción, en el Título VII, disponía que era la autoridad competente la responsable de requerir el cumplimiento.

El problema de este Real Decreto es que nadie sabía quién era la autoridad competente, esto se puede deber a que había muchas autoridades o pocos competentes. El resultado es que este artículo no se estaba cumpliendo. Había que modificar el Real Decreto y para ello hicieron falta, solo, 9 años. En 2010 se publica el Real Decreto 1439/2010 de 5 de noviembre, por el que se modifica el de 2001. Tuvo que pasar la VIII Legislatura (2004-2008), con José Luis Rodríguez Zapatero de presidente, y ya en la IX Legislatura (2008-2011) se modificó el Real Decreto.

La modificación traspasó la responsabilidad de la autoridad competente al titular de la actividad, léase empresario. Esta nueva redacción tampoco sirvió para mejorar la protección de los trabajadores ni de la población.

A todo esto, países como Reino Unido o Irlanda ya estaban realizando mediciones en sus colegios, institutos, universidades, edificios públicos… En Irlanda, ya se habían medido más de 38.000 aulas y el 85% de los colegios de ese país y se había redactado un Manual para la Construcción de Colegios Libres de Radón y todo esto se publicaba en sus webs. https://bit.ly/2wQOUHr

La IX Legislatura fue agitada desde el punto de vista del radón. Se llegaron a hacer hasta cinco preguntas al gobierno sobre el radón:

“¿Comparte el Gobierno la preocupación que sobre la salud de las personas puede provocar el gas radón, tal y como afirma la OMS?” La respuesta, muy correcta por parte del gobierno de turno.

“¿Por qué motivos no se incluyó la preocupación sobre el gas radón en el Código Técnico de la Edificación, aprobado por Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, a pesar de las solicitudes del Consejo de Seguridad Nuclear y del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja?”

Seguimos esperando que alguien nos explique por qué no se incluyó, ni aún se ha incluido en la actualidad, finales de septiembre de 2018, en el Código Técnico de la Edificación esta norma. Se pueden ver todas las preguntas en la página del Congreso https://bit.ly/1dQRihY

Y llegamos a la X Legislatura (2011-2016), con Mariano Rajoy de Presidente, o M. Rajoy para abreviar. En 2011 se publica la Instrucción Técnica IS-33 del Consejo de Seguridad Nuclear que complementa al Real Decreto recién modificado, ya que éste carece de las suficientes herramientas en su articulado. Después de 9 años… igual habría que haber pedido que nos devolvieran el dinero que costó hacer el primer Real Decreto de 2001.

En este periodo 2011-2016 el grupo parlamentario UPyD plantea una proposición no de ley de modificación del Código Técnico de la Edificación para que se establezca una normativa sobre protección frente al gas radón. Esta proposición fue rechazada por la cámara argumentando que ya se estaba trabajando en ello. A estas alturas, año 2014, la Unión Europea ya había publicado la Directiva 59/2013 Euratom que obligaba a los estados miembros a proteger, esta vez ya sí, a la población, incluyendo la obligación proteger a los ciudadanos en sus viviendas, colegios, edificios públicos, etc. Una característica de esta Directiva es que unifica en una sola las diferentes normas y Directivas anteriores. La otra que fija como plazo límite de trasposición el 6 de febrero de 2018.

Estamos ya en la XII Legislatura (2016-actualidad), en la que nuevamente el señor M. Rajoy es presidente del Gobierno. Ese Gobierno que estaba trabajando allá por el 2104 en trasponer la Directiva Europea, y van ya más de 4 años, y suma y sigue.

Siguen sin publicar la nueva ley que recoja los principios de protección de la población frente a la segunda causa del cáncer de pulmón. Seguimos construyendo edificios sin normas de un Código Técnico de Edificación que permita construir casas saludables para sus habitantes. Aún no disponemos de un Plan Nacional frente al Radón, un plan que debería haber implementado el Ministerio de Sanidad antes de febrero de 2018 y del que aún no tenemos ni borrador. Eso sí, esta Legislatura se ha caracterizado por la cantidad de iniciativas, preguntas, propuestas y demás, de todos los partidos respecto al radón. Ha sido la mejor arma arrojadiza contra el gobierno de turno en mucho tiempo.

Sorprendentemente al final de mayo de 2018 una moción de censura provoca que la cámara de diputados retire su confianza al Sr. M. Rajoy. Un nuevo gobierno del PSOE con Pedro Sánchez al frente se hace cargo de la responsabilidad de gobernar.

Pero con el radón aquí seguimos, esperando poder disponer de una información clara y transparente como el resto de ciudadanos europeos. La desidia que provoca en los políticos el gas radón produce como efecto colateral derroche de tiempo y dinero público que hemos perdido, durante 28 años, en absurdos debates y legislaciones ineficaces que no han servido para protegernos del gas radón como se recogía en la Recomendación de 1990. Era muy fácil, simplemente había que copiar las buenas fórmulas que han hecho en otros países, o cambiar de políticos.

Y llegamos a octubre 2018….

FacebookTwitterGoogle+PinterestLinkedInEmailPrintWhatsAppShare

DOCUMENTOS RELACIONADOS

Directiva Europea 59/2013 EURATOM

La Directiva 59/2013 EURATOM del Consejo de la Unión Europea se publicó en diciembre de 2013. Esta Directiva obliga  a los estados miembros a actualizar su legislación estableciendo las normas de seguridad básicas para proteger a la población de los riesgos de...

Recomendación 94/143 EURATOM

El 21 de febrero de 1990 la Comisión Europea publicó su Recomendación 94/143 EURATOM donde se incluían una serie de recomendaciones para proteger a la población de los riesgos de radón.  Si bien las recomendaciones de la comisión no tienen carácter obligatorio, como...

Nuevo CTE protección frente a la exposición al radón…pero poco

Después de 28 años desde la primera recomendación de la Unión Europea, sobre la necesidad de disponer de unas normas de construcción que protegieran a la población de la exposición al radón, vamos a ver por fin incluido este factor en el Código Técnico de la...

La exposición infantil y juvenil al gas radón

El radón y los colegios de infantil, primaria y secundaria. El riesgo que representa el radón justificaría que una de las actuaciones prioritarias de la Administración fuera evitar la exposición de los niños y jóvenes en las aulas a este gas radiactivo. Recordemos que...

En Estados Unidos

EEUU En Estados Unidos es donde hace más tiempo que existen leyes y donde más se ha trabajado para evitar la exposición al radón, para divulgar el riesgo y para desarrollar técnicas constructivas. En 1988 el Congreso de Estados Unidos promulga una ley conocida como...

En Europa

  Cuando en 1990 la Comisión Europea publicó su Recomendación 90/143/EURATOM, relativa a la protección de la población frente a los peligros de la exposición al radón en el interior de edificios, muchos países se pusieron a trabajar para proteger a sus ciudadanos...

En España

  Público en general Protección Laboral Público en general En 1990 se publica la Recomendación 90/143/EURATOM relativa a la protección de la población contra los peligros de una exposición al radón en el interior de edificios. Dicha recomendación surge de la...